PROPIEDADES. Contiene proteínas, aceites esenciales, ácido fórmico, carotenos, vitaminas, taninos, sales de potasio y calcio.

ORIGEN. De esta urticácea destacan dos tipos: la urtica dioica,que crece en las regiones templadas de Europa, Asia y África, naturalizada en América y Australia y la urtica urens, de menor tamaño. En nuestro país, por costumbre, está considerada como planta infestante; contrariamente a como procederemos aquí, en la mayoría de los libros se encuentran informaciones de cómo deshacerse de las ortigas en lugar de datos sobre su cultivo y consumo. Son utilizadas en aplicaciones culinarias sobre todo por sus propiedades medicinales. Las palabras urtica y urens vienen del verbo latino urere (quemar). Urticaria procede de la misma raíz.

..................................................

SOPA CREMOSA DE ORTIGAS

INGREDIENTES. (Para 6 raciones).

Caldo vegetal o de ave (2 litros), ortigas frescas (400 gramos), 2 cebolletas, 1 zanahoria, queso rallado (100 gramos), aceite extravirgen, sal.

ELABORACIÓN. Sofría la zanahoria y las cebolletas en el aceite sin que pierdan el color. Viértalo en una olla con el caldo y añada las ortigas. Se hierve todo, hasta que estén tiernas. Se sazona. Una vez en el plato, agréguele el queso rallado (añadiendo doble cantidad de todo, sustituyendo el queso rallado por queso cremoso y pasado por un pasapurés, se convierte en un plato sólido muy gustoso y nutritivo).

CONSEJOS. Se encuentra en abundancia en estado salvaje en los campos. Para proceder a su molesta recolección bastará calzarse un par de guantes. Es de gran utilidad en los trastornos gastrointestinales. Es antiséptica para inflamaciones de la cavidad oral y antidarreica. La presencia del ácido fórmico desarrolla una acción antiseborreica sobre el cuero cabelludo: contra la caspa y la caída del cabello.