“Entre los grandes blancos internacionales”

Resulta curioso cuando se viaja por Suiza, Alemania, etc, encontrar vinos nuestros en grandes cartas, sobre todo cuando estos son de producciones muy pequeñas como el caso de este excelente vino blanco. Pero no es de extrañar cuando se conoce la calidad y singularidad de este vino.

El NUN-Vinya dels Taus procede de una vieja viña de la variedad Xarel´lo (el futuro de tipicidad del Penedés), herencia que ha recibido Enric Soler de su abuelo; viejas viñas con escasas producciones, pero de esmerado cuidado, por este profesional de la Sumillería catalana que ha conseguido no después de estudiar e investigar mucho elaborar un vino grande.

En efecto Enric Soler, cuida las viñas, las vendimia y elabora este vino, fruto de su constante investigación sobre microvinificaciones, depósitos y maderas (barricas) de distintos orígenes, toneleros y tostados.

El resultado e un vino blanco genial, con una nariz donde desprende un hinojo fresco y sutil, en unión de especias y terruño con un equilibrio perfecto entre acidez, fruta, alcohol y madera, pero ante todo una frescura que demuestra su trabajo con los ácidos, algo imprescindible en un vino blanco de calidad.

Este es un vino para tomar como si fuera un tinto, pero con más elegancia y sutileza. Esto es lo que está volviendo y a la vez demuestra la potencia que aún queda por suerte en el Penedés.

Hay que disfrutarlo en una copa amplia y si acompañan un plato de pescado lo puede subir hasta los 10ºC, pero si es uno de carnes finas pueden subirlo hasta los 12ºC, descubrirán una sinfonía gustativa diferente.

Salud y vino
Juan Muñoz