“La elegancia de la Licorella”

Entre los vinos minerales destacan los de Priorato como unos de los grandes y también como vinos con singularidad debido a la famosa Licorella (pizarras rojas y negras con cuarcitas).

También destacan los vinos producidos con viñas plantadas en “Costers”, verdaderos barrancos con unas inclinaciones que para vendimiar hay que atarse a una cuerda. Siguen los vinos de terrazas, después las lomas y por últimos las tierras mas aplanadas .

Pero como es sabido esta licorella es un tanto cálida , sobre todo la negra, aunque con mucha raza y eso a veces hace que los vinos tenga eso..mucha raza…pero estén faltos de elegancia, a excepción de que estos vinos sean de los que envejecen bien, en este caso uno se da cuenta de que estos son los más elegantes, particularidad que el Priorato saca al cabo del tiempo. Sí, la elegancia se nota y bastante , a excepción de los años más cálidos.

En este caso hablamos del MORLANDA TINTO, yo creo que uno de los grandes, la excelencia de viejas cepas de Mazuela (Cariñena) y Garnacha, un viaje de placer en tres actos:

INICIO-INTRIGA-SEDUCCIÓN: regaliz-violeta-moras.
VIAJE EN BOCA: notas balsámicas-hierbas mediterráneas-especias-chocolate-café
FINAL-DESTINO: mineralizad-sutileza-equilibrio (Alcohol-Taninos-Acidez)…..elegancia…

Y entre medias??, pues el disfrute de un gran vino, nada más y nada menos.

Salud y vino
Juan Muñoz