“ Mar…Montaña y……Tramontana”

Los vinos y los vientos es un estudio y afición en la que llevo años trabajando, justo después, hace unos 6 años, un golpe de ZONDA nos levantara el coche con cuatro personas y lo sacara de la autopista llegando a Mendoza ciudad. 

Después pregunto y me dicen que se trata de un viento muy típico que viene de Chile donde descarga el agua y que pasa a Mendoza totalmente seco y muy caluroso y que es muy beneficioso para al vid, que la mantiene higiénica y libre de parásitos y enfermedades.

Pues así veo con agrado que la DO Ampurdá ya declaro sus vinos como “Vinos de Tramontana”, y esto me gustó mucho y a la vez me hizo recordar aquella amarga tarde, que desembarco en un nuevo sistema personal para clasificar a algunos vinos, en este caso los de la Tramontana.

Viento norte que llega helado después de librar una batalla con los Pirineos producto o unión del Cers y que también lucha con el Levante y el Mistral.

La verdad es que leyendo esto , pues el vino ha de ser como un jabato en intensidad, pero cuando se cata este vino refleja también su clima amable marcado por la acción del mar .

Tramontana y Mediterráneo, Sol y Serena, conservan perfectas las cepas de Cabernet Sauvignon y Merlot.

Un Cop de Vent (un Golpe de Viento), un golpe de fruta y frescura, un golpe de aromas a violetas y bayas silvestres, lejos de las maderas, sólo la fruta y las especias que rematan un vino equilibrado de cuerpo medio y con taninos suaves pero presentes que le aportan persistencia y un final mineral que le aporta encanto.

Juan Muñoz Ramos